LOS MEJORES SEGUIDORES DEL MUNDO

lunes, 2 de marzo de 2015

IRA SILENCIOSA

Bajé la cabeza,
hasta podía sentir
el polvo del camino.
Mis pulmones
-antes llenos de aromas-
ahora son cavernas oscuras.
Mi corazón
que fue un rubí escarlata
-cuando tú estabas-
ahora es inerte piedra.
Y qué decir de mis ojos
-esos-
esos que ya no brillan
si por brillar entendemos
la maravillosa luz que despedían
cuando a dos milímetros de ti
nuestros labios se rozaban.
Bajé la cabeza,
hasta podía tocar tus huellas,
esas que se alejaron
dejando
esta ira que destroza
-silenciosa-
lo poco que de mí queda.

)y le puse nombre a eso que quedó dentro de ambos. A eso tan violento que nos hacía comportarnos como si nunca nos hubiésemos amado...(

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu huella;comenta