LOS MEJORES SEGUIDORES DEL MUNDO

martes, 31 de julio de 2012

CALLEJUELAS

Y no hubo ni un llanto,
y no hubo noche, ni hubo día.
Ni quedaron las glorias, ni los duelos.
Los lutos se vendían a pie de calle.
Y yo no quiero ni sangre ni venganza.
Entre los caminos se levantó el polvo.
Se borraron las huellas en mi calle que pasabas. 
En tu casa se rezan mentiras,
y las lumbres encienden cirios.
Los morados clavados en nuestros ojos quedaron.
Y no hubo sol, ni hubo luna.
Ni vestidos regalaos.
Nos quedamos sin noches de mayo.
Amablemente nos fuimos alejando.
Nos fuimos dejando
sin atrevernos a mirarnos.
Fui la hora de tu desgracia.
Viento que llega y se queda.
Fuiste la hora de mi verdad.
Todo se nos derrumbo con ese viento enrevesao.
Y ya no habían volantes ni faralaes,
solo mantillas para el entierro.
No vistas luto por mí, ni pagues flores imperiales.
A las puertas del infierno iré a llamar.
Callejuelas pa perderme,
solo quiero eso,
callejuelas pa perderme.
)no me pidas ni verdades ni nombres escritos, ni vistas luto por mí, solo recuerdame...(

MURIENDO A MEDIAS

Si hay que morir se muere uno de verdad y punto.
Te entierran y se acabó todo.
Te comen los gusanos y tus huesos se pudren poco a poco.
Con un poco de suerte, si tienes alma,
ella sigue pululando por los lugares donde fuiste feliz en vida.
Pero esta muerte a medias,
esta sensación de estar muerto
y ser plenamente consciente de ello no se lo deseo a nadie.
Pasar inadvertido por las calles acrecienta este conocimiento mortuorio.
No tener un punto de apoyo.
Un lugar de descanso.
Un sitio donde te esperen y te quieran.
Al final no tienes más remedio de confesar
que estás viviendo una fantasía truncada.
Las ilusiones que tuve volaron.
Reconozco que ahora solo me queda morir con todas sus consecuencias.
)estaba yo tan tranquilo y me salieron estás letras al leer un comentario de Pablo(

domingo, 29 de julio de 2012

MI CADÁVER

Mi cuerpo es un cementerio
donde los crisantemos florecen
junto a los claveles de muertos.
Flores que nunca nadie querría tener en su florero de casa.
Esas flores son de cementerio.
Pero mi cuerpo está invadido de claveles y crisantemos.
En las tumbas de mis órganos.
Mi corazón fallecido.
Mi razón mal herida, mis sienes enmohecidas.
Tantas veces que querido dejar de plantar flores de muertos,
pero vuelven en todas las estaciones,
llenando con su perfume mis entrañas sin nombre.
Las palabras se vacían de sentido
y todo desemboca en la medianoche
cuando los crisantemos toman oxigeno.
Y ahí es cuando te recuerdo.
Cuando llegas con todas tus fuerzas
a malograr mis vísceras.
Cuando más bajas tengo mis defensas.
Cuando no puedo defenderme
ya que la noche resulta enemiga
de mi razón.
Y los cirios chispean su agonía negra
cuando la noche está más callada.
Y yo no puedo buscarte
porque estoy muerto.
Mi tumba la adornan
unos claveles y unos crisantemos.
)las campanas de la iglesia del pueblo se escuchan en esta tarde de verano bochornosa  y en las calles no se divisa ni un alma, pero a pesar de todo el entierro debe de celebrarse. Mi cadáver no aguanta más vivir entre los vivos porque murió hace mucho tiempo y el olor a antiguo se respira malamente( 

jueves, 26 de julio de 2012

DESCUIDOS

Cuando más necesitas pilares para sujetar tu mundo
compruebas que no hay nadie detrás de la puerta.
Cuando tu espalda no soporta más peso
las rodillas se quiebran
las lágrimas brotan de los ojos
los puños se aprietan,
te das cuenta que las penas llegan en el peor momento
cuando menos fuerza tienes para resistir la carga.
Cuando más necesitas que se escuchen tus palabras
más sordo se vuelve el mundo.
Y me doy cuenta que no tengo nombre
ni rostro
y quizá ni alma.
Que me tendrán que abrir en canal
para encontrar algo de ilusión en mis venas.
Me di cuenta que el mundo se encarga de convertir 
todo en tragedia.
Que al aire le cuesta llegar a los pulmones.
Que el corazón vive acorralado.
Que cuando te das cuenta
la soledad ha ganado la partida.
)este silencioso aullido en mitad de colina, mientras todos duermen. grito cuando nadie me puede escuchar (

jueves, 19 de julio de 2012

NO ME QUEDAN ASES EN LA MANGA

Sin vestido no podré ir al baile,
por el lado oscuro no llegaré a ningún sitio.
Intento que las calles
terminen al final de tus abrazos
pero las tabernas están acechando
y llega la noche y todo se repite.
Y no perderé mis zapatos
huyendo a mitad de la fiesta.
No estaré pendiente del reloj
ya que hace tiempo que perdí mi tren.
Ya gasté mis últimos comodines.
La última chispa conseguirá
que el incendio se extienda
y el carbón manchará mis huesos
donde las camelias blancas reposaban.
Las noches no serán estrelladas
y nadie susurrará a lo lejos.
Morirá Neruda en mis ojos.
La partida continua
y yo sin ases en la manga.
)los riesgos al final pasan sus facturas. nada sale gratis. en el camino nos encontramos. ahora mi conciencia está de guardia,vigilante, en lo alto de la garita, intranquila...(


sábado, 14 de julio de 2012

PRESIDENTE DEL MUNDO

Quisiera ser el Presidente del Mundo.
Mandar en todos los países.
Que todos cumplieran mis mandatos
porque mis mandatos serian fáciles de cumplir.
La Justicia imperaría en mis territorios,
la Razón tendría voz en los pueblos.
La Educación sería obligatoria en todo mi imperio.
Los políticos no existirían.
Los banqueros serían desterrados
de mi mundo.
La decencia se enseñaría en los colegios.
Nuestro idioma sería la música
y nuestra bandera estaría repleta de colores.
Nadie dormiría en la calle
ni pasaría hambre.
No se tiraría comida a la basura.
En las montañas de todos mis países
vivirían arboles sanos y verdes.
Los ríos serían cristalinos,
el aire sería puro en todas las ciudades.
El mar estaría lleno de peces y de vida.
La soledad no existiría, ni la discriminación,
ni las razas, ni el color de la piel sería
tenido en cuenta.
No habría fronteras en mi mundo.
No habrían guerras por la Religión
y todas las iglesias, mezquitas, sinagogas... se cerrarían.
Si yo fuera Presidente del Mundo
todo cambiaría.
)pero me encuentro aquí sin saber que hacer, sin entender las razones de este mundo que se hunde, de esta pobreza que llena el alma de la humanidad, intentando no olvidar sonreír. me encuentro aquí buscando una esperanza(