LOS MEJORES SEGUIDORES DEL MUNDO

sábado, 16 de abril de 2011

SEMANA SANTA

Pasé ésta noche de puntillas
por la calle estrecha
creyendo  escuchar
un lamento de llamadas tristes,
de sonidos de muerte,
de lanzas sangrantes.

Pasé intuyendo que la sentencia
ya estaba escrita
y que al doblar la esquina
te encontraría o con la cruz a cuestas
o atado a una columna.

La gente caminaba
y se cruzaba ante mí, callada,
silenciosa,
envuelta en luz plata de la luna morada.

La noche era incomoda,
fría, honda y desagradable.
Impaciente yo estaba
por doblar la esquina y verte.
Quizá no estuvieras sangrando
ni mojando las calles con tu sudor de sangre.
Quizá relucirías y sin heridas te encontraría.

Y doblé la esquina y te encontré
como siempre; doblado por los azotes.
De espinas coronado.
Dispuesto a la muerte... Así te encontré.
No podía ser de otra manera.


)...este hombre da buena acogida a los pecadores y come con ellos...(

martes, 12 de abril de 2011

ÉXODO

Tus ojos me miran alto,
giran y caen sobre mis manos
que no están porque se han ido.

La casa esta vacía
y en la puerta se quedaron las huellas redondas
que no llegaron a entrar porque se fueron.

La mesa quedó puesta
y la comida se secó en los platos,
donde miles de moscas se disputan los alimentos
que nunca llegamos a comernos
porque no estuvimos a la hora.

Tus ojos me miran alto,
giran y caen sobre mi pecho
que no esta porque me he ido.


)...así vosotros, purificáis el exterior de las copas y platos, pero vuestro interior está lleno de rapiñas y perversidades...
                         LUCAS 11,39  (

jueves, 7 de abril de 2011

CORAZÓN VERDE

Ahora que el final empezó en un aeropuerto desconocido
donde nos dijimos un mínimo adiós, silencioso,
susurrado al oído.
Donde nos dimos un pequeño beso
que supo a canela revuelta en arroz con leche.

¿Dónde estarás en esta noche tan oscura?
En esta tierra extraña donde las noches son tan largas
te recuerdo mordiendo mis labios.
Es tan grande mi vacío que no me encuentro.

¿Dónde estará el amor que nos tuvimos?
Ahora que el corazón es una lata oxidada, no ves,
con esta humedad lacrimógena que lo ha enmohecido
y esta pegajoso y verde; ya no es rojo.

)...¿no es verdad, ángel de amor, que en esta apartada orilla más poco la luna brilla y se respira peor?....(